Traductor!

Vídeos!

16 de des. 2007

Libertad Digital: Iberdrola solicita el permiso saharaui


windmills_610.jpg


Marruecos tendrá que respirar muy hondo cuando se entere de que Iberdrola no desarrollará ningún parque eólico en el Sáhara mientras no cuente con el consentimiento de todos los agentes, y sobre todo del principal implicado, la comunidad saharaui. Fuentes de la eólica aseguraron a LIBERTAD DIGITAL que no saldrá adelante la iniciativa del parque eólico con la empresa marroquí Office Nation

Iberdrola quieren respetar por encima de todo la opinión de los saharauis sobre este asunto, una población expulsada y refugiada de Tindouf desde hace más de treinta años, después de los terribles bombardeos.

El reino alauita deberá sopesar el golpe de Ibedrola, que aunque renuncie al programa de energías renovables en el territorio ocupado, seguirá contribuyendo al progreso energético de Marruecos dentro de sus planes de expansión internacional, pero siempre respetando la legalidad internacional.

Un parque eólico en la capital del antiguo Sáhara español como explica el presidente de la Asociación Western Sahara Resource Watch, Javier García Lachica “contribuiría en la financiación de Marruecos de sus altos costes militares de la ocupación” y por supuesto sería una coyuntura perfecta para el gobierno de Marruecos en su obsesión por apropiarse de un territorio, que espera pacientemente la autodeterminación y sobre el que la Comunidad Internacional tiene toda responsabilidad política.

“Marruecos busca una forma de reconocer la presencia ilegal que no ha sido aprobada por ningún país del mundo”, por eso, añadía Ahmed Bujarí, representante del Polisario ante las Naciones Unidas que “espero que esta compañía de tanta envergadura, no arriesgue su prestigio vulnerando la ley internacional”. Bujari confía plenamente en que Ibedrola se abstenga en este asunto hasta que no se resuelva el conflicto del Sáhara Occidental en el marco de las Naciones Unidas.

De hecho, la cuestión del Sáhara se discute ahora en Nueva York en unas conversaciones entre Marruecos y el Polisario bajo los auspicios de la ONU. La segunda ronda de negociaciones, que se retomará el próximo 10 de agosto, no debe perder de vista el derecho del pueblo saharaui a la descolonización, y hasta que esto no ocurra, cualquier maniobra del Gobierno marroquí en nombre de los habitantes del territorio ocupado, será constitutivo de delito.

La decisión de Iberdrola, sin duda, hará mucho daño a Marruecos que acudió a la eléctrica hace pocos meses para que realizara el estudio de viabilidad del parque eólico de 100 MW en la capital del Sáhara. Y en eso ha quedado el acuerdo, en sólo un estudio de viabilidad sin visos de que de lugar a otros capítulos.

Por tanto, se le cierra a la potencia ocupante una nueva puerta comercial que hubiera engrosado sus políticas controvertidas e inmorales como es actualmente la explotación y exportación de los fosfatos, propiedad de los saharauis.

al d´Electricité (ONE) si se trata de un ataque al derecho interna